Archive | March 2015

La Buena Medicina

cropped-rivera-ricardo-img_6251high1.jpg

Eclesiastés 3:1, 4

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora…tiempo de llorar, y tiempo de reír…”

Vivimos en un mundo lleno de estrés y el ministerio no está libre de él. Se ha dicho que “el estrés contribuye el 90% de todas las enfermedades de hoy. Un cincuenta por ciento de todas las visitas al médico están relacionadas con el estrés. El rebajar la ansiedad puede ser ahora el negocio más grande del mundo occidental. Los doctores, abogados, y cleros tienen la mayoría de los problemas con el abuso de drogas, el acoholismo, y el suicidio.”* El ministerio está lleno de estrés. El quebrantamiento emocional es muy real también.

Años atrás yo experimenté un momento severo de estrés. Quería abandonar el ministerio. Empecé a buscar la dirección de Dios mediante la oración y el estudio bíblico. Dios me habló cuando leía Proverbios 17:22. “El corazón alegre constituye buen remedio, mas el espíritu triste seca los huesos” (RV60). Otra versión de la Biblia lo pone de esta manera: “El corazón alegre es una buena medicina, pero el espíritu quebrantado consume las fuerzas” (NTV). Lo que Dios me estaba diciendo mediante este verso era que tenía que llenarme de gozo o alegría. ¿Pero cómo podía yo hacer eso?  Entonces, el Señor me impresionó comprar un libro titulado “Holy humor” (Humor Santo). Cada día por varios meses leía un poco de ese libro de chistes santos. Me reía hasta que me dolía el lado. Al pasar los meses, por la gracia de Dios, salí de ese estado de estrés y quebrantamiento emocional.

Se dice que “en los últimos 10 a 15 años, los investigadores le han dado mucha atención al estudio de cómo la risa afecta el cuerpo humano, y han descubierto que la risa es un aliviador natural del estrés. Ella mejora la circulación y el tono de los músculos, y aumenta la velocidad del corazón, ciertas hormonas, y endorfinas que nos hacen sentir mejor. La risa usualmente nos lleva a mirar la vida más brillante y es buena para el alma y cuerpo.”*

Es magnífico que la ciencia enseña hoy lo que Dios había dicho mediante Salomón miles de años atrás. “El corazón contento alegra el rostro…para el de corazón feliz, la vida es un banquete continuo” (Proverbios 15:13, 15, NTV). Si la risa es buena medicina para nosotros, ¿no deberíamos practicarla más y más? Escoja una revista y lea sus historias humorosas. Compre un libro de chistes sanos. Vea un video como el de “Thou Shalt Laugh” en youtube. Pase tiempo con un amigo que le gusta reírse y contar chistes sanos. Tenga el hábito de contar historias cómicas, pero sanas a su familia.

Dios nos dice mediante Salomón, “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora…tiempo de llorar, y tiempo de reír…” Entonces, ¿por qué no tomamos el tiempo cada día? Tomemos el tiempo para reirnos. A lo mejor es la medicina que más necesitamos.

*http: //www.churchlink.com

Advertisements